Obras más destacadas en la historia contemporánea

El arte contemporáneo ha tenido un impacto muy significativo en la Historia del Arte, dejando exponentes maravillosos, especialmente en la pintura, dando como resultado docenas de obras históricas, muchas de las cuales se encuentran en los museos de arte contemporáneo del mundo entero.

Pero el término Pintura Contemporánea se ha usado un poco ambiguamente, ya que no se conoce a ciencia cierta a cuál época se refiere. Algunos escritores se refieren a la pintura del siglo XX por completo, y otros simplemente al período de la postguerra (1945), hasta nuestros días.

Una de las características del arte contemporáneo es que ya no se sigue un patrón específico, unas normas a seguir, lo que ha permitido a los artistas conseguir una forma de expresión que se adapta más a sus habilidades y gustos, logrando lo que quiere y siente.

Algunas de las obras más famosas te las muestro a continuación.

Guernica. Pablo Picasso. 1937. Museo Reina Sofía de Madrid

Este magnífico cuadro es uno de sus más famosos. La pintura gris, negra y blanca, que mide 3,49 metros de alto y 7,76 metros de ancho, retrata el sufrimiento de personas y animales forjados por la violencia y el caos que vivió Guernica durante el bombardeo Nazi del 26 de abril de 1937.

Desintegración de La Persistencia de la Memoria. Salvador Dalí.

Uno de los artistas más excéntricos y narcisistas de todos los tiempos, Salvador Dalí dijo una vez: “No soy extraño. Simplemente no soy normal». Un genio del surrealismo. Reconstruye quizás su obra más famosa, La persistencia de la memoria (1931).

El Beso. Gustav Klimt. 1907-1908

Dorado y con un diseño extravagante, El Beso es un retrato de intimidad de Gustav Klimt de fin de siglo, es una mezcla de simbolismo, es un punto culminante de la Fase Dorada del artista entre 1899 y 1910, cuando a menudo usaba pan de oro, técnica inspirada en la Basílica de San Vitale en Rávena, Italia, donde vio los famosos mosaicos bizantinos de la iglesia.

La Noche estrellada. Vincent Van Gogh. 1889

La pintura más popular de Vincent Van Gogh, en el manicomio de Saint-Rémy, donde ingresó en 1889.

De hecho, La noche estrellada refleja su turbulento estado mental en ese momento, ya que el cielo nocturno cobra vida con remolinos y orbes de pinceles aplicados frenéticamente que brotan del yin y el yang de sus demonios personales y el asombro de la naturaleza. Está considerada como una de las mejores obras de arte todos los tiempos.

Composición con rojo azul y amarillo. Piet Modrian. 1930

Esta pequeña pintura, tiene un gran impacto histórico-artístico, el trabajo de Mondrian representa una destilación radical de forma, color y composición en sus componentes básicos.

Limitando su paleta a la tríada primaria (rojo, amarillo y azul), más blanco y negro, Mondrian aplicó pigmento en parches planos sin mezclar en una disposición de cuadrados y rectángulos que anticipaban el minimalismo.

Existen una cantidad impresionante de obras maravillosas que podemos disfrutar del arte contemporáneo como Autoretrato con mono de Autoretrato con mono. Frida Khalo, Marilyn Monroe de Oro de Andy Warhol, Blue Holes de Jackson Pollock, El Hijo del Hombre de René Magritte.