La experiencia de visitas virtuales a los museos

La pandemia con la que vivimos en la actualidad nos ha traído una nueva normalidad, y es que ahora muchas cosas que hacíamos físicamente, ahora las tenemos que hacer virtuales, desde el trabajo, los cumpleaños y hasta la visitas a los museos.

Para muchos que ahora muchos museos tengan la opción de permitir visitas virtuales es una gran ventajas, mientras para otros no es solo otro recuerdo de todo lo que ha tenido que cambiar nuestras vidas por culpa de la pandemia, la imposibilidad de poder vivir experiencias únicas, pero no todo debe ser malo, hay que sacar provecho de la situación.

Una oportunidad que antes no se tenía

Las visitas virtuales son una excelente opción cuando no podemos estar en un sitio, y en el caso de los museos, muchos se han alegrado de que una gran cantidad de estos se hayan animado a ofrecer esta opción, porque el internet lo tenemos en casa, pero los mejores museos del mundo pueden estar muy lejos, y ahora si muchos los disfrutarán, aunque sea de manera virtual.

Hay que ver el lado bueno de las cosas y agradecer que gracias a esta opción muchas personas podrán vivir esta experiencia de visitar el museo que siempre han querido visitar pero no han podido por cuestiones de dinero, así como también gracias a la pandemia, como mucha gente está en casa, ahora si llaman a los cerrajeros de Barbera y se preocupan de la seguridad.

Porque hay cosas que han ocurrido gracias a la pandemia, y debeos agradecer de que sea de esta forma, no debemos olvidar que muchas veces el mundo, tal y como estábamos viviendo giraba muy rápido, y nos olvidábamos de cosas importantes, como la protección de nuestra casa, la cual debe ser de forma profesional, con la ayuda de cerrajeros especializados.

Se vencen las limitaciones geográficas

Ciertamente la experiencia de visitar un museo virtualmente hace que el sueño de muchos se haga realidad, una oportunidad como pocas, ya que no todos los sitios pueden visitare de esta forma, así que en donde esté disponible, hay que aprovecharlo.

Ciertamente no se permite tomarse fotografías para colgar en tus redes sociales, pero si te acerca mucho mas al arte, que al fin es lo que importa, y no importa en donde estés, porque con la visita virtual puedes visitar museos que están en un continente distinto al que vives.

Además el ahorro es enorme, ya que la mayoría de las visitas virtuales que ofrece los museos son gratuitas, de manera que ya no tendrás que ahorrar por años para cumplir el deseo de conocer un museo, y además hoy en día se busca que la visión sea de 360° lo cual busca acercar a la realidad virtual.

Se pierde parte de la experiencia sensorial

Es cierto que no hay nada como poder admirar una obra de arte de cerca, quizás muchas de ellas no se permiten tocar, pero poder mirar cada detalle, en una escultura, en una pintura, eso le apasiona a muchos aficionados del arte, además de que hay cosas que con las visitas virtuales no se obtienen, pero al menos es una buena opción, todo mientras abren de nuevo los museos.